BASTARDOS. LOS HERMANOS SANZ

 

Posiblemente los hijos de Elena Sanz, Alfonso y Fernando Sanz, sean los bastardos reales que más dieron que hablar en las postrimerias del siglo XIX  y primera década del XX, aunque se les estuvo recordando aún estrenado el XXI. A pesar de todo en sus vidas siempre encontramos puntos oscuros e interrogantes sin respuesta.

Los hermanos Sanz, única fotografía conocida de su pubertad publicada en 1892

Según propias declaraciones de la cantante el rey comenzó a cortejarla en enero de 1879 con ciertas reticencias por su parte, aunque, a pesar de todos los pesares el vínculo pasó a un nivel más íntimo en Sevilla finalizando abril de ese mismo año. Por tanto, suponemos que tuvo que tratarse de un encuentro del tipo visto/no visto durante los funerales de la Infanta Cristina de Orleans, que pasó a a ser algo más serio acabando el mes de mayo al regresar ella a Madrid.

La que erróneamente se ha definido como la relación afectiva más larga de Alfonso XII se mantuvo viva  hasta el fallecimiento del monarca en noviembre de 1885, pero la realidad era que durante los últimos años el motivo principal  que la sostuvo no fue la pasión sino la existencia de dos niños y el motivo económico que su educación y crianza reportaba.

Hablando con propiedad la relación como amantes entre el rey y la mezzosoprano no superó la fecha de finales de noviembre de 1881, apenas dos años y medio de encuentros intermitentes, cuyo fruto fueron dos hermosas criaturas, ambas nacidas tras el segundo matrimonio del rey.

En sus últimos años y a raíz de su único enfrentamiento con la Casa Real en 1891, Elena Sanz dio en declarar a sus próximos que los dos pequeños nacieron durante la viudedad del rey, lo que no dejaba de ser una flagrante contradicción con lo que había quedado sellado en registros sacramentales y civiles y que incluso hacía dudar de que ella fuera su madre biológica.

Tratar de dilucidar qué había de cierto y qué de falso en aquellas declaraciones es el objeto del siguiente estudio Los Hermanos Sanz. Origen misterioso, futuro incierto.

 

PARA VER MUESTRA PULSAR EN LA IMAGEN